12 de marzo de 2008

Una tarde en el instituto

Odio y amo estas tardes matadoras en el insti, en las que entro a las 3.30 (hoy a las 4.30 y salgo pasadas las 7. Las odio porque llego muerta a casa, estar muerta es algo malo, supongo, y las amo porque me siento muy a gusto en mi instituto, por extraño que parezca, entre los profesores me siento genial, protegida, querida, y sobre todo con mis amigas. Ha estado pensando en porque hago esto, porque me voy mis tardes libres al instituto, me meto en la revista o me quedo ratos hablando con profesores después de clase, a veces durante media hora, sin darme cuenta de que mi tiempo pasa… cuando hablas con un amigo te da igual cuanto rato pasas con él, a veces creo que por eso no me importa hablar con profesores, que por encima de profesores con personas, personas como yo, adultos con los que puedo tratar y que no me van a reñir si salgo el viernes, pues de esas cosas no suelo hablar con ellos. Me siento a gusto cuando un profesor con el que comparto una “relación” me toca el brazo como reconocimiento, como diciendo “ venga Ari, lo estas haciendo bien, vales la pena” me gusta que se preocupen por mi o que se rían de lo que digo, que vean que no solo soy una alumna, que a ratos estoy triste… que aprecien lo que hago pero sobre todo que me aprecien a mi por ser quien soy al igual que yo les aprecio a ellos, los admiro, admiro lo que hacen y como se matan a trabajar, los admiro como personas aun que conozca poco de ellos, los veo “realizados”, hablo en el sentido de: Joder tienes 30, 35, 40… y sigues vivo has pasado la adolescencia y aun así sigues sonriendo cuando te cuentan un chiste y seguro que también lloras, pero sigues vivo! Has derramado 1000 lágrimas más que yo en proporción y no te has deshidratado, y aquí sigues aguantando a gente (como por ejemplo a mi), que no estudia a veces, que no siempre tiene buenos días, que puede llegar a contestar mal… No se, cuando miro a algunos de mis profesores me enorgullezco de ellos, me alegro de que existan y doy gracias a alguien (no sé todavía a quien) porque los haya hecho entrar en mi vida, que me eduquen, que me pongan la mano en el hombro, me acaricien la cabeza o me abracen , que me sonrían cuando me los cruzo por los pasillos y se preocupen por mi o se paren a escuchar mis anécdotas…
A veces pienso que soy como soy, que cualquier otro no apreciaría a esas personas que forman parte de mi vida, que no se molestarían en crear una revista, ni en pasar 8 horas metido en un instituto, a veces no entiendo porque lo hago yo si al fin y al cabo nadie va a apreciar mi trabajo, luego recapacito, me doy cuenta que no lo hago por todo el resto del mundo, si no por mis amigas, por mi profesora de castellano, por el loco del látigo, por quien aprecia mi trabajo, por mi, sobre todo por mi, porque necesito esto; verme rodeada de gente que me quiere, que trabaja conmigo, que juega conmigo, que se rie conmigo, que llora conmigo, que me abraza, que se deja abrazar…
Soy como soy, pero soy así gracias al resto tanto mis partes buenas como las malas, y últimamente las buenas (dentro del insti, incluyo a mis niñas) me están dando un apoyo muy grande, cada vez me doy más cuenta que estoy menos sola (menos, porque solos estamos simpre).

Me gusta mi instituto, me gustan mis profesores, me han gustado todas esas horas de más este trimestre, me ha gustado conocer al loco del látigo :P
Foto 1: Álvaro arriesgando su vida para poner el cartel de la revista.
Foto 2: Alba pegando las letras en un mini-cartel, (ha estado poniendolas 15 minutos xD)

2 comentarios:

Kasha dijo...

Hola, oye estoy en el foro, es que he puesto mi imagen en la ficha pero no me sale cuando posteo. Eso lo puedes poner tu?

Dark kisses

alixu dijo...

molaa!!