16 de marzo de 2013

Historia de un maltrato hepático: Parte 1.

Definitivamente ayer lo más raro que me pasó no fue beber absenta, vodka y cerveza y no emborracharme, tampoco fue coincidir en el mismo grupo de fiesta con mi ex y que él decidiera al principio no saludarme y después de dos horas de marcha me estrechase la mano diciendo "Señor", tampoco lo más raro fue ser estrujada por un mogollón de gente en el metro y que mi mayor preocupación fuese "Espero que nadie tenga piojos", ni que una tuna entrase en el vagón y se pusiera a cantar canciones con acento sevillano. Lo más raro, más raro que me pasó ayer, fue ver a una mujer de unos cincuenta años borracha cogiendo un cordón que colgaba de un balcón y atándolo al retrovisor de un coche cercano, estaba siendo malota y no pude evitar preguntarme ¿Por qué? ¿Qué motiva a una persona con medio siglo sobre las espaldas a hacer una tontería así, digna de un niño de diez? Aparte de que no creo que fuese una mujer muy inteligente llegué a la conclusión de que la causa era el aburrimiento y tal vez cierta frustración, pues bien, la moraleja de todo esto es que con veinte años me aburro pero me queda una vida entera de aburrimiento, y que cuando tenga cincuenta estaré aburrida como una ostra y el único motivo por el que ataré o no cordones entre coches será el grado de vergüenza y educación que habrá en mi.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Te equivocas. La moraleja es la necesidad que tiene la juventud del alcohol para pasárselo bien, y que si no sube, si no se emborracha uno, si da igual la cantidad de líquido que se meta entre pecho y espalda porque el resultado es el mismo, el individuo en cuestión se aburre.

Eso es lo verdaderamente triste y que debería de darnos más vergüenza que las idas de olla de una mujer de medio siglo de edad. Y el problema todavía mayor, es que a casi nadie le llamará esto la atención. "pero me queda una vida entera de aburrimiento"

YuuPy dijo...

El aburrimiento solo se produce por propia voluntad. La vida está llena de cosas que hacer, problemas que afrontar y experimentos que realizar.

Cada día es un proyecto nuevo, con tus aspiraciones, deseos y necesidades, y si sabes hacia donde dirigirte puedes pasar una vida llena de diversión y gozo (No me estoy refiriendo a estar todo el día borracho.) Sin embargo, como dicen aquí arriba, parece que el alcohol actualmente es necesario para pasarselo bien en esta sociedad y si no te emborrachas no te lo pasas bien. ¿Quizás es esta dependencia a emborracharnos el que hace que todo lo demás sea aburrido? No tengo ni idea, yo nunca bebo y siempre me lo paso bien tanto saliendo como quedandome en casa.

De todas formas, la conducta de las personas se ve influida por muchos factores, ya que como tu dices, la verguenza y la educación de las personas nos hace ser mejores o peores segun en que situaciones. Quizás esa mujer sufria alzheimer, tenía un transtorno o quizás simplemente se aburría. Saber las causas por las que una persona actua de una manera concreta es algo bastante difícil de averiguar si no sabes en que entorno vive ni la conoces.

Deja de aburrirte y busca cosas que hacer que realmente te diviertan y te lo pases bien, caer en cualquier sentimiento negativo no es más que hacer un bucle de todo lo que te martiriza.

Aricuentista dijo...

Anónimo: Creo que lo has comprendido mal, yo me aburro no porque el alcohol me haya subido o no, me aburro en general en mi vida, claro que bebo, pero tengo momentos en los que no bebo que me lo paso bien, no estaba hablando de eso el texto.
Aunque bueno si es cierto que es triste el hecho de que se vea el alcohol como una necesidad para sociabilizar, pero esto no es nuevo de esta juventud, si no de todas las juventudes, mis padres también bebían, es más mis padres por edad vivieron una época muy chunga de drogas...

Yuupy: Gracias por tú comentario, estoy de acuerdo con prácticamente todo, lo cierto es que las mejores noches que he pasado han sido sin meterme una gota de alcohol en el cuerpo, claro que cuando todo el mundo a tu alrededor lo hace si tú no te unes la noche puede ser la mar de desagradable, en estos casos y mas de una vez me he levantado y me he marchado a casa a ponerme una peli.

Supongo que me aburro porque aun no he encontrado que me divierta, aunque sin duda encontrarme con estas situaciones y escribir estas cosas me entretienen.

Saludos a ambos :)