22 de mayo de 2015

Sombra de lo que eras.

Quién te mira y quién te ve.

El que te ve sin mirarte y te parte el alma, como se parten las copas en mis manos cuando el día va mal. Quien te mira y te remira sin llegar a verte nunca, sin entender una mierda. Quien quiere verte y no puede, quien quiere solo mirarte y lo goza, sobre todo si puede palpar. Quien crees que te ve, pero está ciego. Quien crees que te ve, pero solo pretendía mirar y salir corriendo.

Quien te mira aterrado por lo que ve, quien te aterra cuando te mira porque te ve. Y no estás preparada.

Quien te mira, quien te ve, con la sonrisa pintada  y el maquillaje manchándote las lágrimas. En este pozo sin fondo
que es tu vida.  




1 comentario:

18 susurros del viento dijo...

Siempre he creído ciegamente en la gran diferencia entre ver y mirar.. creo que en esta entrada se engloban todos mis pensamientos al respecto.
Me quedo con el terror que nos produce aquél que nos mira y nos ve, porque no estamos preparadas y porque quizás él tampoco lo esté.
Este es un lugar fantástico, me quedo por aquí sin dudarlo.
Mil besos!