17 de mayo de 2010

Inacabado












La casa se encontraba en completo silencio, las camas estaban hechas, el suelo fregado... Linn encogida en medio del pasillo tatareaba una canción imposible de reconocer, ella sabía cual era pero no tenía a nadie a quien contárselo. Sumida en un mar de lágrimas apunto de ponerse a nadar sobre su propia agua, tomó la decisión de fundirse con el suelo y pasar a ser un azulejo de esos que su madre limpiaba cada tres días. Puso un tremendo empeño, cerró los ojos con fuerza esperando que así fuese más fácil que le concedieran el deseo, apretó el culo hacia abajo y cuando volvió a abrirlos, se sintió totalmente defraudada, como el niño que espera un regalo en navidad y le dan otro. La pared seguía allí, los muebles seguían allí y ella continuaba mirándolo todo desde la misma perspectiva. Lloró un rato más, desconsolada, herida... Cuando creyó que había hecho suficiente el tonto se enjugó las lágrimas y volvió a sentarse ante el ordenador. Las palabras escritas en la pantalla eran inconexas, estaba mal formulada la frase que se había decidido a escribir antes de irse. Otra vez le resbaló una lágrima por la mejilla, era torpe, quería golpearse una vez detras de otra contra la pared hasta llevarse con la frente la pintura azul, pero no podía, no estaba bien, era incorrecto; solo de pensar en el susto que se llevaría su madre al verla tendida en el suelo con el cráneo abierto le hizo cambiar de idea.

Volvió a intentarlo, borró lo que había escrito y colocó las manos sobre las teclas de nuevo, con la esperanza de que si no la habían convertido en azulejo, como mínimo le devolverían un poco de su inspiración perdida.

“Hacia frío y le castañeaban los dientes”

No le gustó.

“El sol...”

Tampoco aquello.

“-Es que nunca me dices la verdad.- gritó ella.”

Se sintió una plagiadora de palabras, una mala escritora...


No puedo seguir, no se que decir, no me gusta.



Pic: Inacabado

2 comentarios:

IraelMapache dijo...

Me has retransmitido un poco de blues negra!

Caló dijo...

La soledad es mala consejera o buena compañia.....sea cual fuera el caso esta teñida de tristeza.

Saluditos